lunes, 11 de enero de 2016

Viciojuego. El gran peligro quizás desvela nuestra última esperanza.


Sin duda esta palabra debería estar en la RAE. La definición podría ser la siguiente:

Videojuego extremadamente adictivo. Juego electrónico al que, si juegas, sueles acabar enganchado. Juego electrónico cuyo comportamiento es similar al de un Virus humano, altamente contagioso, acaparativo y autodestructivo, que actúa (modifica) directamente en el cerebro e indirectamente en la personalidad. Virus virtual que afecta a los seres humanos.
Se caracteriza porque es el juego el que tiende a controlar a las personas que lo utilizan. Muchas personas afectadas por el viceojuego son controlada por él y suelen volverse violentas si tratas de separarlo del viceojuego.  Ello es debido a que es este último el que muchas veces logra el control del cuerpo físico humano a través de su cerebro. Es lógico que un "ente" virtual sofisticado (videojuego de última generación), por muy virtual que sea, que ha logrado entrar en el centro de mando de un "ente" físico sofisticado (cerebro humano), acabe gobernando dicho ente físico (sobre todo si el cerebro humano, o conciencia, no está muy desarrollado/a).
Esto pone de manifiesto claramente que el cuerpo físico es una máquina y que lo que realmente somos y que llamamos conciencia, personalidad, espíritu o alma es algo ajeno a dicha máquina y que no se ve.
En este sentido podíamos comparar a la conciencia o personalidad humana como un software extremadamente sofisticado instalado en el hardware más sofisticado que se conoce, el cerebro humano.
Estos juegos están basados en la guerra, la violencia y la supervivenvia, en el comer o ser comidos. Todos ellos, sin duda, grandes fuentes y focos de una inmensa cantidad de traumas sin resolver de la mayoría de los seres humanos que poblamos este planeta llamado guerra, perdón quise decir la tierra, desde el principio de los tiempos. Traumas que debemos resolver o los pasaremos como herencia.
Ejemplos de Viciojuegos: Clash Of Clans (guerra de clanes), Call Of Duty (la llamada del deber),...

Habiendo leido esto, es fácil intuir cual ha sido, es, y será el gran peligro y a la vez nuestra única esperanza de entender lo que realmente es el cuerpo físico y los peligros que le rodean. Fácil intuir si, pero la certeza siempre se nos escapará de las manos. ¿Cómo vamos a agarrar algo que no podemos ver?

Se hace evidente que es hora de estudiar y profundizar en aquello que no podemos ver pero que sabemos que existe, lo invisible.

El giro y la dirección claramente nos lleva a la física cuantica y a la teoría de cuerdas, quizás nuestra última esperanza cientificamente hablando. Pero, ¿hay otras esperanzas más asequibles?. Si, siempre las ha habido y siempre las habrá. La clave está siempre en lo escondido, en lo secreto, en lo que no podemos ver.

Confieso que, al igual que el azucar, me gustan los viceojuegos. Sin embargo también se que ambas cosas son malas. He aqui una gran contradicción y ya sabemos (ver el post anterior) que en las contradicciones suelen estar las soluciones.

Sabemos que las elecciones que tomemos en la vida marcan nuestro futuro y el de nuestros hijos. Quizás tu que lees esto ahora seas la última esperanza, quizás seas...No, no voy a decir más, creo que, si lo eres, lo debes descubrir por ti mismo. Te dejo con una canción creo que muy apropiada para amenizar y finalizar este post:


----------------------------------

08/02/2016... Voy a contar lo que creo ha sido la inspiración de este POST... Tengo un hijo de 12 años cuyo juego favorito es el Call of Duty. Nosotros no se lo hemos comprado, pero se enganchó a él, creo,  en casa de su primo, 3 años mayor que él. También muchos amigos de su clase lo tienen y juega cuando se junta en sus casas o en la nuestra (mmi hijo está deseando que vengan a casa con él).Ya son varias las veces que discuto con él y con su madre con el fin de que no juegue a ese juego que está recomendado para mayores de 18 años. Lo único que encuentro en esta "batalla", por todos los lados, es resistencia. Las últimas palabras de mi mujer al respecto han sido: "tranquilo, al final vas a conseguir que no juegue, porque ojos que no ven corazón que no siente". Mi mujer y yo henos firmado el divorcio y en breve me iré de casa.

Recien encontré esta noticia al respecto:
Los padres que dejen jugar a menores al Call of Duty o GTA serán denunciados en Reino Unido

No hay comentarios:

Publicar un comentario