lunes, 24 de febrero de 2014

El sentido de la vida... Evolucionar


¿Hacia dónde nos dirijimos...?

Imaginate al primer homo de la imagen (homo hábilis) preguntando a un hermano suyo "¿Dónde está la interrogación?... ¿En qué dirección?...". Creo que los dos se mirarian hacia dentro de si mismos, luego se mirarian el uno al otro y ambos se señalarían. Asi pues cada uno tomaria una dirección, la que le marcó su hermano. Despues de dar la vuelta al mundo se volverian a encontrar, tan cambiados que ni se reconocerián, han trasncurrido 1000 años, ya no son homo hábilis, ellos son ahora dos homos erectus... y volverían a repetir el mismo ritual ...



El último homo que aparece en la primera imagen es un homo sapiens y, como veis, se dirige hacia una interrogación, pero... ¿Dónde está la interrogación?...

Creo que todo ocurre por un mismo motivo, EVOLUCIONAR.

Evolucionar para llegar a esa interrogación que está tan "lejos", del primer Homo que vemos en la imagen, y a la vez, tan cerca de él, pues, todos y cada uno de los homos que ves en la imagen la llevan dentro (pues son ellos mismo).

Veamos ahora unos ejemplos de este sentido evolutivo de la vida en el mundo "real".

Si alguien se muere de viejo, será porque ha ido sirviendo correctamente a la evolución, a lo largo de su vida.

Si alguien se muere repentina y bruscamente, caben al menos dos posibilidades:
  1. Para que otro (su padre por ejemplo) evolucione. Si la muerte es brusca la evolución estará solicitando tambien su brusquedad.
  2. Para parar una determinada evolución de un ser concreto. Ese ser vino a corregir de manera brusca la evolución y cuando ya lo ha hecho se va bruscamente para que la inercia de su corrección no provoque un nuevo desvío en la evolución global.
Evolucionar... Ese es nuestro destino, nuestra "programación", nuestro viaje actual. Lo demás creo que es secundario.

Qué por qué o para qué evolucionamos... Creo que, la pregunta más acertada, hechando un vistazo a la imagen de este post, sería ¿A DÓNDE VAMOS?...

La vida sólo te va a permitir seguir en este viaje si colaboras con ella y "pedaleas" en la dirección de la evolución. Si te estancas, la vida hará contigo borrón y cuenta nueva.

Todos estamos en el mismo barco. La misión inconsciente de todos es la misma, que "el barco" llegue a su destino.

Es como una carrera de relevos en la que todos los seres de la tierra están en el mismo y único equipo. El ser humano es el corredor estrella, el ser "superior" de este planeta, el último que ha salido. Cuando llegue un ser humano a la meta es como si hubiesemos llegado todos los seres de la tierra.

Estamos inmersos en un gran viaje INCONSCIENTE en el que nadie sabe a donde vamos....

Llegados a este punto hay que decir entonces, QUE MÁS DA donde vayamos si "nunca" lo vamos a saber. Asi pues, lo que realmene nos tiene que ocupar es el viaje en si, no el destino, y más concretamente nuestra actitud en el viaje.

Eso si, siendo consciente que si quieres durar "mucho" en este viaje, no debes oponerte a la "evolución de los acontecimientos". ¡Fluye con la vida!.

Sabed que digo la verdad, pues digo lo que siento. Y el que dice lo que siente, no miente.

Por cierto, he oido por ahí que después del homo sapiens vendrá un tal homo spiritus ;-)



No hay comentarios:

Publicar un comentario