martes, 20 de octubre de 2015

La verdad puede ser oida en el sueño.

Resultado de imagen de la vida es sueño


PURSAH: Digamos que eres un padre y tienes a tu hija de cuatro años en la cama, y está soñando; se mueve y da vueltas en la cama, y notas que se siente incómoda. El sueño se ha convertido en su realidad. Ella reacciona a las figuras del sueño como si fueran reales. Ahora bien, tú no puedes ver su sueño, ¿Por qué? Porque en realidad no está allí, y tú hija en realidad nunca se ha ido de su cama. Ella sigue estando segura, en casa, pero no puede verlo. Eso queda fuera de su nivel actual de conciencia, y el sueño se ha convertido en su relidad.

Quieres despertarla para que no tenga más miedo. Entonces, ¿qué harás? ¿Vas hasta ella y la zarandeas con fuerza? No, porque eso le daría todavía más miedo. De modo que la despiertas con cuidado, delicadamente. Tal vez le susurres cosas como: "Oye, que sólo es un sueño. No te preocupes. Lo que estas viendo no es verdad. Y todos los problemas, todas las preocupaciones, todos los temores y los dolores que sientes son un poco tontos, porque no los necesitas, y están teniendo lugar dentro de un sueño que en realidad no existe. Son el producto de las mismas ideas tontas que produjeron el sueño originalmente. Si puedes oir mi voz ahora mismo, ya estás empezando a despertar".

Eso se debe a que la verdad puede ser oída en el sueño. Recuerda, la verdad no está en el sueño, pero puede ser oída en el sueño. Tu hija de cuatro años te oye y empieza a relajarse. Se despierta lenta y delicadamente. Su sueño se vuelve más feliz. Y entonces, cuando finalmente despierta, se da cuenta de que nunca se fue de la cama. Ha estado en casa en todo momento. Su hogar seguía estando ahí, pero fuera de su conciencia. Conforme su conciencia retorna, ella despierta, y el hecho de que está segura en casa se convierte en su realidad. Tú sabías que ha estado ahí en todo momento. No había necesidad de ver su sueño ni de reaccionar a él. ¿Y dónde queda el sueño cuando despierta de él?.

GARY: En ninguna parte. Desaparece porque, en cualquier caso, nunca estuvo allí. Las imagenes que vemos en nuestros sueños nocturnos son proyecciones. Las estamos viendo con una parte de nuestra mente, y en realidad están siendo proyectadas por otra parte de la mente, pero esa parte está oculta.

PURSAH: Muy bien. Como has dicho, es un truco. Y ésta es la parte divertida. Cuando la niña de cuatro años se despierta del sueño, es sólo otro sueño. Y cuando esta mañana despertaste en tu cama, sólo era otra forma de soñar. Es una función de los niveles, que no existen en la realidad del espíritu puro. De hecho, podrías decir que este sueño te parece más convincente, pero en realidad no está ahí. Y las personas que crees que están ahí fuera, en realidad tampoco están ahí. Sin embargo, para ti, tu sueño se ha convertido en tu realidad, y donde verdaderamente estás es fuera de tu conciencia. Como dice Un Curso de Milagros: "Estás soñando continuamente. Lo único que es diferencte entre los sueños que tienes cuando duermes y los que tienes cuando estás despierto es la forma que adoptan, y eso es todo. Su contenido es el mismo".

El Espírtu Santo te está susurrando el mismo tipo de cosas ahora mismo, en este sueño, que susurraría a una niña de cuatro años que estuviera soñando por la noche. Está diciendo cosas como "Sólo es un sueño. No te preocupes. Lo que estas viendo no es la verdad. Y todos los problemas, las preocupaciones, todos los miedos y dolores que sientes son un poco tontos y no los necesitas, ya que está ocurriendo dentro de un sueño que en realidad no existe. Son el producto de las mismas ideas tontas que produjeron el sueño originalmente. Y si puedes oír mi voz ahora mismo, ya has empezado a despertar, porque la verdad puede ser oida en el sueño".

La verdad no está en el sueño, pero puede ser oída en el sueño. Y cuando empiezas a conocer la verdad, que te será comunicada por el Espíritu Santo de muchas maneras diferentes, empiezas a relajarte. Despiertas lenta y delicadamente por medio de un proceso llamado perdón: en él, como la oruga pasa por la fase del capullo a fin de prepararse para una formaa de vida más elevada y menos restringida, tú te preparas para una forma de vida superior cambiando tu percepción del mundo. Como consecuencia de ello, tu sueño se vuelve más feliz. Pero esa felicidad no depende de lo que parece ocurrir en el sueño. Es una paz interna que puede estar ahí para ti independientemente de lo que parezca ocurrir en el sueño. Y después, cuando finalmente despiertas, verás que en realidad nunca te fuiste de casa, que es tu perfecta unidad con Dios. En realidad has estado en casa en todo momento. Tu hogar estaba aquí, pero estaba fuera de tu conciencia.


Extraido del Libro:
Tu realidad Inmortal, 
de Gary R. Renard.

-----------------------------------------------------------------------------------------

"Es el nacimiento lo que constituye el sueño y el olvido, pues el alma, al nacer en un cuerpo, pasa de un estado de gran conciencia a otro mucho menos consciente y olvida las verdades que sabía en su estado anterior... Por tanto, la muerte es despertar y recuerdo."
Platón 

"Te levantarás de la muerte como si la vida hubiera sudo un sueño. Te despertarás de un sueño para regresar a la realidad... La vida, la auténtica, empieza antes de la vida y continúa después de la vida"
Caná. Caballo de Troya 9.

No hay comentarios:

Publicar un comentario