miércoles, 19 de noviembre de 2014

Crisis:

"Momentos de caos que nos obligan a la transformación y permiten que nazca algo nuevo y necesario"



Asistiremos casi al mismo tiempo a la ‘muerte’ de los valores antiguos, muy cristalizados y ya obsoletos en su mayoría –por aprendidos-, y al nacimiento de los valores nuevos, que por ‘jóvenes’ estarán algo indefinidos, con confusión, en etapa de descubrimiento, experimentación y maduración.

Aun hay mucho conocimiento que no está a disposición de todos. 

En este cambio de era, estamos terminando de vivir lo que Jesús llamó la ‘Apostasía’, el caos general o reinado del Anticristo, para dar paso a la ‘Parusía’, o segunda venida del Cristo.

La Apostasía se refiere al uso exagerado e individualista de las características de la era anterior. Lo que popularmente se ha llamado ‘El Anticristo’ es un comportamiento ético alejado totalmente de los valores de fraternidad, unión, solidaridad, compasión, misericordia, sentido de grupo…

El ‘sacrificio’ que por ejemplo el cristianismo lleva en su background educacional proviene de esos valores, y poco a poco debe ser transformado en una suma de esfuerzos para un bien común que ayude a la realización y cumplimiento del propósito individual de cada uno.

Los jóvenes y niños de hoy en día, muchos de ellos, están en esta ‘onda’ relacionada con vivir más que trabajar, experimentar a partes iguales con aprender, y conocer y sentir además de estudiar.

El paso de Piscis a Acuario (segunda venida del Cristo, Arquetípicamente hablando) se irá dando en:

    El colectivo, el grupo (el mundo, la humanidad) será muy importante y lo individual se nutrirá de lo que el grupo aporte.
    El desarrollo del propósito individual seguirá siendo crucial pero dentro de una sociedad de aportación, menos competitiva.
    La solidaridad, lo común, el compartir, será la normalidad. El bienestar común será primordial para que cada uno pueda desarrollarse individualmente.
    Los líderes tal y como los conocemos quedarán obsoletos.
    El liderazgo será compartido, el grupo mandará y no personas aisladas.
    El poder, el dinero, el conocimiento y las tecnologías serán de uso común y abierto.
    Todo ello dejará de ser gestionado por unos pocos.
    Dejaremos de ‘sufrir’, como concepto transmitido en nuestra educación, para hacer las cosas desde la gracia y la complacencia. "Trabajo", propósito y disfrute de la vida tenderán a ir unidos.
    El grupo será el líder. Las comunidades serán las gestoras, el individualismo camuflado de servicio tocará a su fin progresivamente. El Cristo, tal y como lo conocemos, no estará representado por una persona sino por un grupo, una comunidad.
    El conocimiento oculto, las ciencias (ocultas y no), la tecnología, estará a disposición de las comunidades. Lo que es de la humanidad será disfrutado por la humanidad.

Texto (gran parte) Extraido de
http://www.elblogalternativo.com/2015/03/23/de-piscis-a-acuario-lo-que-realmente-supone-el-cambio-de-era/?utm_source=El+Blog+Alternativo+-+Newsletter+semanal&utm_campaign=4638cfa42a-bs127&utm_medium=email&utm_term=0_552651342d-4638cfa42a-38842065

No hay comentarios:

Publicar un comentario