domingo, 30 de noviembre de 2014

1012Catorce


Se vació la habitación para acomodarlos.
Se hizo un hueco en el Valhala para asegurar su plaza en la Tierra.
Prepararón de noche las mágicas runas que se necesitaban.

Todos soplaban bajo la atenta mirada de Wakan Tanka,
en el lado bueno de la balanza,
mientras los ángeles blancos, vestian de verde.

Comenzaron invocando la mágica runa del Unicornio,
que les abrió la puerta a nuestro universo.
Les dejamos pasar y les guiamos para el comienzo del destino.

Combinamos las tareas con los preparativos para el desplazamiento de los ayudantes.
Todo transcurrio perfectamente en 8 horas.

Siempre estará custiodado y bendecirá su alrededor, de la misma forma que él sabrá hacerlo.
Pues en él, desde este su nuevo nacimiento, es ya innato.

Sus dos primeros custodios: el bardo, con su música sanadora y el artista con su arte-sano.

La familia, como pastores guiados por la estrella de belen, se acercarón a compartir la alegría y el nacimiento del "nuevo ser".

A la semana abandono el cobijo temporal. Marcho a casa de su madre. Pues un recien nacido, al principio, es con quien debe estar.

Mi cama la 1012C.

La mente es como un paracaidas.
Sólo funciona si se abre.
Albert Einstein
 Eso si. Hay que saber cuándo.
JCM

No hay comentarios:

Publicar un comentario