miércoles, 19 de noviembre de 2014

Caballero Daluz (guerrero de la Luz)


Buscando un lugar donde alojarme, pues se acerca la hora del "alumbramiento".

La dinámica del dolor-alegría se hace particularmente presente. Dolor por no estar en mi hogar y alegría porque se acerca el momento tan esperado.

Ya asoma la noche en que celebraremos el nacimiento del Reconciliador, fuiste anunciado por labios de profeta.

He aquí al caballero que, silencioso,  pronto dará a luz.

Llega la hora de la liberación, de mi Alma embarazada.
XrlyXm@n.

"Y por medio de Él reconciliar todas las cosas consigo; así las que están en la tierra como las que están en el cielo, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz."
Colosenes 1:20
 ------------------------------------------------------------------------------

"Los guerreros de la Luz son aquellos que han luchado incansablemente por iluminar a la humanidad, aquellos que han hecho entrega de su existencia por un ideal, los virtuosos que han visto lo imposible, desafiando sus propias limitaciones; se han enfrentado a la crítica, al escepticismo y la burla, han superado incontables barreras, han recorrido caminos áridos y arduos. Son los paladines de la verdad, la justicia y la bondad. Pueden ser golpeados, atacados sin tregua, es más, ser machacados y menospreciados, pero su sello es único: ¡son invencibles!.

Pueden ser asesinados, pero jamás derrotados. Rescatan abandonados, llevan alivio al enfermo, consuelan la soledad del anciano, sonríen al pesimista. Tienen como estrella un ideal y como brújula sus propias convicciones, haciendo de los valores universales el núcleo de su existencia.

Se cuentan por miles aquellos que intentan destruirlos, pero tal es su fe, que incluso cuando algunos piensan que los han vencido, su estrella permanece en el firmamento.

Sus vidas son plenas, pues entregan su vida apasionadamente a un sueño, están dispuestos a todo con tal de que otros puedan disfrutar de la luz que su propia estrella irradia. La juventud es su esencia. Son los únicos capaces de entregar su existencia para lograr un ideal.

Ser un guerrero de la Luz es tener un ideal, un porqué para vivir.
Y la principal característica de su ser es la Nobleza."

Extraído de:
http://canalizaciones-del-cielo.blogspot.com 


----------------------------------------------------------
02/05/2016
The Accolade (1901), de Edmund Blair Leighton.  
Arquetipo de el Alma dotando de poder a la Personalidad

MANUAL DEL GUERRERO DE LA LUZ
Paulo Coelho
(Extracto)

   El guerrero de la luz sabe que es libre para elegir lo que desee; sus decisiones son tomadas con valor, desprendimiento y - a veces - con cierta dosis de locura.
   El guerrero de la luz cimprende que las experiencias repetidas tienen una única finalidad: enseñarle lo que no quiere aprender.
   Un guerrero de la luz siempre hace algo fuera de lo común. Puede bailar en la calle mientras se dirige al trabajo, mirar a los ojos de un desconocido y hablar de amor a primera vista, defender una idea que puede parecer ridícula. Los guerreros de la luz se permiten tales dias.
   
   Un guerrero de la luz no pasa sus dias intentando representar el papel que los otros escogierón para él.
   Si permanece esperando el momento ideal, nunca saldrá del lugar; es precios un poco de locura para dar el próximo paso.
   El guerrero usa un poco de locura. Porque en la guerra y en el amor, no es posible preverlo todo.
   Procura saber con qué puede contar, y siempre verifica su equipo, compuesto por tres elementos: fe, esperanza y amor. Si los tres están presentes, él no duda en seguir adelante.
   
   Un guerrero de la luz, en el momento que toma una decisión, no cambia de ruta si las circunstancias fueran diferentes a lo que imaginaba. Si su decisión fue correcta, vencerá en el combate, aún cuado dure más de lo previsto. Si su decisión fue equivocada, él será derrotado y tendrá que recomenzar todo otra vez, pero lo hará con más sabiduría.
   Un guerrero de la luz cuando comienza, llega hasta el final.
   
   El guerrero de la luz a veces actúa como el agua, y fluye entre los obstáculos que encuentra.
   En ciertos momentos, resistir significa ser derrotado; entonces, él se adapta a las circunstancias. Acepta sin protestar que las piedras del camino tracen su rumbo a través de las montañas.
   En esto reside la fuerza del agua; jamás puede ser quebrada por un martillo, ni herida por un cuchillo. La más poderosa espada del mundo es incapaz de dejar una cicatriz sobre su superficie.
   El agua de un rio se adapta al camino más factible, sin olvidar su objetivo; el mar. Frágil en su nacimiento lentamente va adquiriendo la fuerza de los otros rios que encuentra.
   Y a partir de un determinado momento, su poder es total.

   El guerrero de la luz conoce la importancia de la intuición.
   En medio de la batalla, no tiene tiempo para pensar en los golpes del enemigo. Entonces usa su instinto y obedece a su ángel.
   En tiempos de paz, descifra las señales que Dios le envía.
   La gente dice. "Está loco".
   O bien.  "Vive en un mundo de fantasía"
   O también. "¿Cómo puede confiar en algo que no tiene lógica?"
   Pero el guerrero sabe que la intuición es el alfabeto de Dios, y continúa escuchando al viento y hablando con las estrellas.
   Si se va, el guerrero continúa sin fe. Pero sigue adelante, y la fe terminará volviendo.

   Hay momentos en que la vida le conduce hacia una crisis; se ve forzado a separarse de cosas que siempre amó. Entonces el guerrero reflexiona. Analiza si está cumpliendo la voluntad de Dios o si actúa por egoismo, y en el caso de que la separación esté en su camino, la acepta sin pestañear.

   A medida que el guerrero aprende de su maestr@ espiritual, la luz de la fe también brilla en sus ojos, y él no precisa probar nada a nadie. No importa los argumentos agresivos del adversario, diciendo que Dios es una superstición, que los milagros son trucos, que creer en ángeles es huir de la realidad.

   El guerrero de la luz usa sus esfuerzos para reparar el mal que hizo. Si la persona que lo recibió ya está muerta, él hace el bien a un extraño y dedica esa acción al alma de su víctima.

   Todos los guerreros de la luz ya oyeron a su madre decir: "Mi hijo hizo esto poruqe perdió la cabeza, pero en el fondo es una persona muy buena".

   Dice un viejo proverbio árabe: "Dios juzga al árbol por sus frutos, y no por sus raices".

   Un guerrero sabe que existe el efecto cascada.
   Ya vio muchas veces a alguien actuando mal con quien no tenía el valor para reaccionar. Entonces, por cobardía y resentimiento, esta persona descargó su rabía en otra más debil, que a su vez la descargó en otra, formando una verdadera cadena de infelicidad.
   Nadie sabe las consecuencias de sus propias crueldades.
   Por eso el guerrero es cuidadoso en el uso de la espada, y sólo acepta un adversario que sea digno de él. En los momentos de rabia prefiere golpear una roca y magullarse la mano.
   La mano terminará sanando; pero el niño que terminó recibiendo porque su padre perdió un combate, quedará marcado para el resto de su vida.

   Cuando llega una orden de cambio, el guerrero se despide de todos los amigos que formó durante el trascurso del camino.
   Su corazón se entristece, pero él sabe que su espada está consagrada y debe obedecer las órdenes de aquel a quien ofreció su lucha.
   Entonces el guerrero de la luz agradece a los compañeros de jornada, respira hondo y sigue adelante, cargando con recuerdos de una jornada inolvidable.

   Un guerrero no procura ser coherente; él aprende a vivir con sus contradicciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario