jueves, 9 de octubre de 2014

Situación embarazosa


Cierto es que durante el embarazo y los primeros meses de vida, tanto la plasticidad de nuestro cerebro como la ebullición de hormonas propician el nacimiento de un vínculo de apego necesario. Atracción inevitable, intensa, pura química entre el recién nacido y su "madre". No hay nadie ni nada que pueda interponerse entre ellos.

La maternidad tiene ese don de abrir de par en par las puertas de un nuevo mundo.
Un mundo en el cual puedes crecer, transformarte, evolucionar, encontrar la mejor versión de tu persona. 


Eres importante. Igual de importante que cualquier otra persona.
Pero como "madre" además, tienes un tesoro, muchos. Tienes un poder, qué digo, superpoderes!!! ¿Acaso no dicen que todas las madres somos un poco bruj@s?

Me encantaría saber si tú como mamá, como persona, te sientes importante, si te cuidas.
¿Eres consciente de tus superpoderes? ¿Tienes alguno más?

Sé consciente de lo importante que eres. Dile a tu hijo/a lo importante y único/a que es también Cualquier momento es bueno. La hora antes de dormir es una hora mágica en la que todo se queda grabado en el inconsciente más fácilmente. O una vez dormidos,  acércate a ellos y susúrrales todo lo que llevas dentro: gracias por estar en mi vida, perdón por haberte chillado (despreciado), te quiero no lo olvides.
Fuente: http://www.mamaespiritualcreativa.com/gran-secreto-mama/

Amenicemos este post con una canción...

TE VOY A ESPERAR

No hay comentarios:

Publicar un comentario