jueves, 28 de agosto de 2014

El único camino posible

Digamos la verdad, cuando callamos no es por el bien del otro es sencillamente por miedo a su reacción. Crecemos con el miedo a que nos dejen de amar si somos lo que deseamos, si nos rebelamos, si nos enfrentamos, si protegemos lo nuestro, si hacemos lo que no se espera o se considera correcto.
Si hacer lo que te hace feliz, elegir el camino de tu corazón y hacer lo que consideras justo está mal para alguien, quizás debes replantearte a quién quieres en tu vida y qué poder le vas a dar sobre ti.

P.D.: post copiado de Hekay (Raquel Rus)

No hay comentarios:

Publicar un comentario