sábado, 19 de marzo de 2016

Neurofisiología de la mediumnidad

Resultado de imagen de medium cerebro

Actualmente se admite que la actividad mental es resultante, en términos neurológicos, del "concierto" de un grupo de áreas cerebrales que interactúan mutuamente constituyendo un sistema funcional complejo.

Sin embargo con el conocimiento espírita aprendemos que los procesos mentales, son expresiones de la actividad espiritual con repercusiones en la estructura cerebral. La participación del cerebro es meramente instrumental.

Los espíritus desencarnados deben de alguna manera co-participar con las funciones cerebrales de los mediums siguiendo las reglas compatibles con los recursos de la fisiología cerebral.

"Todos los fenómenos mediumnicos se procesan a través del cerebro del medim". 
Allan Kardec

El proceso mediumnico trascurre siempre en pareja, con asimilación de las ideas del espíritu comunicante y la participación cognitiva del medium, siendo común una amnesia que ocurre después dela ruptura de la ligadura fluídica (interacción de campos de fuerza) entre el medium y la entidad espiritual.

En el fenómeno de los mediums conscientes es como si son llevados a hablar o escribir como si eso dependiera de voluntad propia.

Durante muchos actos automáticos, nuestra consciencia está libre para la ejecución de actos voluntarios, pudiendo con ellos interrumpir o modificar nuestros automatismos.

La literatura espírita hace mucho que viene destacando el papel de la pineal como núcleo generador de irradiación luminosa sirviendo como puerta de entrada para la recepción mediumnica.

Como la pineal es sensible a la luz, no será raro que pueda ser más sensible aún a la vibración electromagnética. Sabemos que la irradiación espiritual es esencialmente similar a la onda electromagnética que conocemos, comprendiendose así, su acción directa sobre la pineal.

La luz interfiere en la pineal a través de la retina. Entre la pineal y el resto del cerebro no hay una vía nerviosa directa. LA acción de la pineal en el cerebro se hace por las repercusiones químicas de las sustancias que produce.

Investigaciones recientes muestran una relación directa de la melotonina con una serie de enfermedades neurológicas que provocan epilepsia, insommio, depresión y disturbios de movimiento.

Podemos suponer que este primer contacto de la entidad espiritual con la pineal del medium, posibilitará la liberación de la melatonina predisponiendo el restante del cerebro al "dominio" del espíritu comunicante.

Hasta el presente la especie humana recibe la mediumnidad como carga pesada de pruebas y sacrificios. Raras veces como oportunidad bien aprovechada para la prestación de servido y engrandecimiento espiritual.

La evolución, no obstante, camina acumulando experiencias, repitiendo aprendizajes. Poco a poco iremos acumulando, tanto espiritualmente como físicamente modificaciones en nuestro cerebro. El hombre del futuro deberá disponer de la mediumnidad como dispone hoy de la inteligencia. Confiamos que la misericordia de Dios nos conceda la bendición de saber usar bien las dos partes a partir de hoy.

Dr. Nubor Orlando Facure.
Neurocirujano.
Director del Instituto del Cerebro en Campinas (SP). Brasil.
Miembro de la Asoc. Médico-Espírita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario