miércoles, 14 de noviembre de 2012

Educotruco 3: Confianza

Hoy, copiaré gran parte de un post, el original es este, de una gran persona a la cual admiro.

Cuatro pautas: OBSERVAR, NO JUZGAR, NO INTERVENIR, CONFIAR.

Pautas aplicables a la enfermedad (otro día hablaremos de esto), pero también a la rivalidad entre hermanos, a las casquetas-rabietas, a la educación en general.

El estado de los hijos no reflejan más que el estado energético del hogar, de la pareja, de uno mismo. Los hijos son un espejo que refleja la energía que los rodea.

Las siguientes frases, sacadas del libro pediatria para los nuevos niños , libro que todo padre/madre debería leer (yo estoy en ello), resumen lo que quiero significar en este post:

Cuando se es una persona observadora, interesada y curiosa, consciente de su vacuidad y no se tiene la tensión de tener que solucionar un problema, las cosas suceden por si mismas y es como si se abrieran puertas que muestran el camino a seguir.

Fijar la atención sin juicio, sin intentar arreglar nada.

Este es el verdadero amor incondicional, apoyarles y amarles respetando su camino.

Aceptarles en su totalidad.

El pensamiento: eres un ser especial y fuerte y tu sabes lo que necesitas, confío en ti, será la mejor educación que unos padres o maestros puedan practicar.

Lo mejor es no intervenir aunque a veces sea difícil

CONFIANZA: el mejor regalo que les podemos hacer es confiar en que ellos saben cual es su camino y como desarrollar todo su potencial.


Permitidme una "poesía":

   Empieza la rabieta
   Carecemos de la educación necesaría
   Hoy trataremos de arreglarlo
   Con la bandera de la CONFIANZA 

   OBSERVA y aguanta
   es dificil pero necesario
   deja que el nudo en el estómago
   se relaje ante la adversidad.

   NO JUZGUES y aguanta
   aprovecha esta oportunidad
   aprenderás por fin a educar
   y tus hijos te lo agradecerán

   NO INTERVENGAS y aguanta
   estas a punto de lograrlo
   pide ayuda a la templanza
   y veras obrarse un milagro

   Cuando ya toca a su FIN, tu estarás ahí
   toca sacar lo que cura todas las heridas, 
   Sólo ahora es cuando toca intervenir.
   El tarro debe contener mucho amor y tranquilas palabras.


Para finalizar un video que muestra el poder de la CONFIANZA en si mismo y en los demás. La historia va de un chico que, tras abandonar su trabajo depresivo, decide cogerse un año sabático para viajar por nuestro bello planeta y de ese modo renacer de sus tristezas personales. Para tranquilizar a su familia empieza mandando pequeños vídeos de cada lugar por el que pasa. Este es el resultado final…
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=M6-iC_aYcug

Bravo por este chaval. Siento envidia sana. Esta historia se la tengo que enseñar a mis hijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario